Tiempo en Retrospección Pt. 1

Hello...
Is there anybody in there?
Just knock comment if you can hear read me... ~

Woah.

Tiene ya casi 2 años que no escribo nada aquí (y en general que no escribo nada) Muchas cosas han pasado en estos años. MUCHAS. Muchas buenas, muchas padres, muchas no tan padres y así...

El día de hoy quise retomar este hábito, este espacio personal donde tengo la libertad aún de escribir un poquito a forma de diario sobre mí, mis pensamientos (vómitos cogitativos!!) y (ugh) sentimientos con la mayor soltura que puedo encontrar. 

El propósito de este escrito es platicar un poco conmigo (y contigo, querido bot que tal vez visitas esta página para generar un comentario con enlaces a porno ruso) sobre lo que ha pasado en este tiempo con la esperanza de lograr un balance de las cosas y, tal vez al recordar todo lo pasado, poder darme una mejor idea de qué hacer con lo futuro.

You see, la nostalgia me atacó poderosamente cuando hace un par de días recordé que hace 4 años ocurrieron eventos decisivos y se dio un un momento pivotal en mi vida donde di un giro MUY fuerte en ideas, planes e incluso... forma de ser. Y pues.. dicen que la vida es cíclica y algo similar a los eventos de ese entonces se está replicando. Por ello, ¿qué mejor momento para sentarme a platicar y pensar que ahora?

It has to start somewhere
It has to start sometime
What better place than here??
What better time than now??¨*

*¡Cuánto han cambiado las cosas! La última vez que usé esa estrofa de Zac de la Rocha en escrito en este humilde lugar fue para discutir sobre el impulso de un proyecto que añoraba realizar en un dilema donde me preguntaba si debía perseguirlo todo por él (mismo que ahora está más muerto que la bandera de México que se rasgó en plena ceremonia hace algunos días), no para dar el inicio de una seudo auto-terapia mental. (Ugh, tal vez sí ya me volví aburrida jaja)

Vaya. Sólo de pensar en ello me da un shiver. Recuerdo la emoción que sentía cada que platicaba sobre este proyecto, la forma en que al recordar ese sueño que lo originó mis ojos se humedecían en la emoción de un anhelo y mi cerebro se llenaba de ideas para traerlo a pie.

Era tan fuerte mi pasión por esta idea que por ella decidí iniciar una 2da Licenciatura (No, aún no la termino.. por si preguntan -y quién sabe si la termine algún día actually-), decidí iniciar los pasos que me han traído por este camino... y a su vez, en ese camino; decidí seguir otros pasos que me llevaron totalmente por otro lugar lejano a esta idea (o tal vez dejé de tomar pasos at all, más bien)

Lo cierto es que, sí. Muchas cosas han cambiado aún si yo me siento exactamente igual. Este proyecto realmente ya no es una prioridad como lo solía ser en mi vida o mi mente y he ido deambulando en mis decisiones por aquí y por allá.

Darle fin a esta idea no es la única decisión que he tomado en estos años de ausencia, he tomado otras decisiones en este tiempo. Hace dos años y algunos meses, por ejemplo, me salí de mi casa. Vivo "autosuficientemente" (osea, siempre hay cereal y leche al menos en mi casa y no me han desalojado por no pagar la renta -yet-) y mantengo dos hijas peludas y esponjosas que alegran mucho el pequeño huevo que tenemos por departamento. That's something, right?

Llega a mi miente el 'fated day' en el que hablé con mi madre para darle la noticia de que me salía de la casa. Fue uno de los días más difíciles. La NERVOCIÓN (osea, emoción y nervio juntos en un solo maldito sentimiento que te aprieta las entrañas) estaba A TOPE. Sabía que mi madre no lo tomaría bien (no lo hizo) pero era algo que quería hacer. 

Ahora que lo pienso, oye Marina del pasado: Felicidades, no mames. Qué pinche logro, ¡qué pinches huevos! La neta. Me vuelve a dar el nudo en la panza sólo de imaginarme tener que volver a tener esa conversación con mi madre y enfrentarla y ver su reacción. Gah, fue verdaderamente difícil, but still. We managed!

"Volé del nido" y me fui a vivir sola, bueno... en un principio no fue sola. Al inicio llegué con tres roomies que encontré en ese lugar donde las cosas mágicas pasan: internet (dadaroom, ya saben) 



Y tenía chingos de miedo al inicio (como siempre, porque MIEDOSA.JPG) porque tanta gente que me había contado historias macabras de sus convivencias con roomies y pues, osea sí... una parte de mi cabeza decía:

 "no mames que te vas a ir a vivir con tres güeyes desconocidos, qué pedo alv" 

pero pues de nuevo: Felicidades, Marina del pasado. Superaste tu ansiedad a gente desconocida, te agarraste los ovaries y you went ALL IN (o bueno, out porque era -out- de la casa...) y TE FUE MUY PINCHES BIEN.

En este nuevo hogar, con estos 3 roomies encontré una nueva familia. Mucha gente me llegó a comentar la similitud de mi vida en esa época con la serie de "The New Girl" con Zooey Deschanel (obviamente sin mi parecido a ella) y aunque nunca he visto la serie, reconozco que esta época era verdaderamente digna de una sit-com.

Imaginen la situación: Una morra terriblemente awkward y terriblemente friki llega a un departamento donde viven tres hombres gay, cada uno tan diferente y especial

Teníamos al gay "alpha", él era como el papá de la casa, el contrato estaba a su nombre y era el que siempre nos decía que limpiáramos y recogiéramos y todo. Estaba también el gay-gay (donde el 2do uso de la palabra -gay- es por la definición estricta de algo "feliz y despreocupado" del inglés) y este era como la mamá de la casa, cocinando cuando sabía que yo no comía (porque pobreza y pésimos hábitos alimenticios), escuchando cuando la niña (yo) tenía sus breakdowns emocionales (que fueron un chingo) y me abrazaba como la mejor amiga/mamá del mundo. Y por último estuvo el gay-bro; en esta familia donde el 'Gay Alpha' era como el papá y el 'Gay-Gay' era como la mamá, yo era la hija y el 3er roomie era el 'Gay-Bro' pues era como el hijo del par de gays y por tanto como mi hermano. Veíamos series juntos desde hora de aventura a Regular Show o Penny Dreadful y jugábamos videojuegos. Compartíamos también mucha parte de nuestras crisis individuales y platicábamos mucho nuestros problemas.

Era una familia terriblemente disfuncional donde el Gay Alpha y el Gay-Gay salían de locas noches de fiesta y regresaban con hombres en one night stands mientras que yo veía películas ñoñas o series encerrada en mi cuarto. Ellos tenían toda esa libertad que yo no tenía por ser ñoña y eran convivencias y pláticas muy graciosas en ese tiempo.








Pero era una familia hermosa que me ayudó a superar muchos problemas que llegaron a mí en esos momentos (casi recién de haberme salido de mi casa para vivir sola, quedé desempelada y recibí mucha ayuda de ellos para sobrevivir en lo que pude manejar mi dinero y encontrar un nuevo trabajo así como muchas épocas tristes y un tiempo en el que estuve prácticamente betada de mi casa y de mi familia de verdad).

Posteriormente esta Merry Family y yo nos mudamos a otro departamento (porque este par de locas hacía tanto desmadre que una vecina la armó de pedo y acabaron no renovando nuestro contrato :( jaja) pero seguimos juntos. 

Eventualmente las situaciones y algunos problemas de salud me orillaron a separarme de ellos y ahora vivo sola (bueno, con mis dos roomies peludas)  pero seguimos siendo unidos y siempre tendrán un lugar más que especial en mi corazón.  En ese lapso intermedio, antes de que nos mudáramos a otro departamento y todo, tuve la oportunidad de cumplir un sueño, capricho loco: Hacer mi primer viaje fuera de México... pero eso, será para la siguiente parte.

Por ahora, la primera parte de esta retrospectiva creo que se queda con un solid: GOOD en su review. Granted, hubo momentos muy pinches y difíciles y tristes pero corrí con la mejor de las fortunas y tuve, paradójicamente a la tristeza que escurrí durante ese tiempo, de las mejores épocas que pude desear tener acompañada de las mejores personas que pude desear tener a mi lado (no les digan que yi dije eso)


A veces cuando estoy solita en el departamento donde vivo ahora, extraño mucho la alegría que ellos solían contagiarme, pero también miro mi pequeño huevito y me alegro. Sufrí mucho un lugar en donde poder llegar a vivir con mis dos nuevas hijas, pero lo encontré y creo que también corrí con suerte puesto que el precio no es tan elevado y la ubicación no es tan mala. Encontré una pequeña joyita que aunque es eso, PEQUEÑA, es mía y aquí vive la pequeña familia de nosotros:


Así que sí. En condiciones de vida en este tiempo transcurrido y aún ahora creo que me llevo un sellito de "Bien hecho" en la tarea de sobrevivir.

Calificación de la 1era Retrospección:


PS: Old habits die hard y mis entradas con muchos colores siguen siendo A THING :B
 

Publicar un comentario

COMENTA! *o*.. o morirás en dos horas ;D